El canario blanco recesivo

La falta de vitamina A puede traerle problemas de salud.

Existen dos tipos de canarios blancos recesivos: el inglés y el alemán. En el caso del canario blanco recesivo inglés el color blanco es más nítido en todas las plumas (a diferencia del canario blanco dominante que posee pigmentos lipocrómicos –color que dan las grasas-). El canario blanco recesivo no posee ningún pigmento lipocrómico, la piel es totalmente violácea y la pluma totalmente blanca. Tienen las patas y uñas claras y los ojos negros.

La inhibición para la producción de lipocromos en el canario blanco recesivo es completa debido a la falta de enzimas necesarias para el proceso de asimilación de los carotenoides. Como estos canarios no asimilan la vitamina A, la piel, grasa y plumas pierden color.

El criador del canario blanco recesivo deberá tener en cuenta esta circunstancia y asegurarse de que no sufra carencia de vitamina A para evitar así que el animal sufra problemas de salud. Durante la época de muda y reproducción deberá estar más atento.

Para paliar esta situación se puede añadir suplementos vitamínicos al agua o a las semillas. También se puede dar dosis constantes de sebo de buey y otros expertos les dan a los canarios blancos recesivos aceite de hígado de pescado.

No obstante, existe otra tendencia entre los expertos que señala la no necesidad de añadir vitaminas extra a la dieta del canario blanco recesivo.

Written By
More from Margot
Schnauzer gigante
Se trata de una derivación relativamente reciente del Schnauzer Mediano, sin embargo,...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *