La comunicación no verbal del conejo

Emitirá sonidos y hará gestos cuando quiera expresar algo.

El conejo presenta una serie de sonidos y gestos que forman parte de su lenguaje corporal. Es su forma de comunicarse y lanzar señales. Por ejemplo, en cuanto a los sonidos, si empite una especie de berrido es que está enfadado o advierte de algo, si resopla está lanzando una señal de agresión.

Un conejo joven lanza un quejido cuando tiene hambre o miedo, y si escuchamos que rechina los dientes con una mierda de apatía está expresando un dolor intenso. Si presiona suave los maxilares apunta bienestar y si lanza chillidos es que está sufriendo mucho miedo o un dolor repentino y muy fuerte.

Al conejo puede alterarle los ruidos como portazos, chillidos o ladridos de perros… Le provocan miedo y puede que nuestra mascota salga huyendo. También pueden provocarle repulsión los olores intensos de los productos de limpieza.

Respecto al lenguaje corporal, si patalea con las patas traseras está expresando miedo, advertencia o amenaza. Si se aprieta contra el suelo con las orejas gachas se intenta camuflar de algún peligro o ruido.

Cuando el conejo se levanta sobre sus dos patas está intentando controlar su entorno ya que puede oler, ver y oír mejor. También se levanta para llegar hasta la comida de ramas bajas (en la naturaleza) o si está alegre cuando le llevamos su alimento (en el hogar). La alegría más grande la demuestra revolcándose y si se acurruca con las orejas caídas está en reposo y lo mejor es no molestarlo. Si está muy cansado se tumbará de lado con la pata estirada. Si tiene mucho calor estirará las dos.

El conejo a veces nos acaricia suavemente con su hocico, lo querrá indicar que quiere que lo acariciemos. Si sacude las orejas trata de decirnos que ya no aguanta el cepillado, el corte de uñas o estar entre nuestros brazos. El cariño y la gratitud la demuestra lamiendo nuestra mano.

Finalmente, el conejo marca su territorio frotando su barbilla con un objeto. También escarba por instinto.

Written By
More from Margot
¿Te atreves con las pirañas?
Requieren de cuidados especiales y se debe tener en cuenta que crecen...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *