Conejas en celo, cuidados y precauciones

conejas en celo
El celo en las conejas puede durar para siempre

Perros, gatos, peces y aves son las cuatro mascotas más habituales en el hogar. En quinta posición, según un informe de este mismo año, aparece el animal que nos ocupa: el conejo. Aunque cada vez son más las casas en la que este mamífero vive, el conocimiento sobre algunos aspectos de su comportamiento no es demasiado amplio. Por ello les vamos a hablar de la manera de actuar con las conejas en celo.

En primer lugar es importante que sepamos cómo comprobar si nuestra coneja está en celo. El sistema es realmente simple. Debemos cogerla boca arriba, y, con sumo cuidado y delicadeza, abrir ligeramente la zona genital. Si ésta tiene una coloración rosácea tirando a morada, significa que nuestra mascota está en esos días.

Comportamiento de las conejas en celo

Lo más importante es saber que, generalmente, el celo en las conejas aparece a los 4 u 8 meses de vida y puede durar para siempre, aunque, como es lógico, no siempre en la misma intensidad; ésta dependerá de los picos hormonales. Es preciso dejar claro este punto para que no nos llevemos sorpresas.

Las conejas en celo, al igual que otros animales, varían su comportamiento. Cuando sus hormonas están agitadas es habitual que pueda aumentar su agresividad. No es que vaya a atacarnos, pero sí se hará más protectora de lo suyo: su casa, su jaula. Es normal también que aumente considerablemente el número de veces que orina al día, y que el olor del orín sea mucho más fuerte de lo habitual.

Durante el celo de las conejas, su objetivo principal será marcar territorio. Lo harán defendiendo su jaula o su comida. Pero también orinando por las esquinas. Haciendo suya cada parte de la casa.

¿Cómo actuar con las conejas en celo?

No hay unos parámetros de comportamiento establecidos. El mejor consejo para pasar bien el celo de tu coneja es tener paciencia. También los humanos tenemos días en los que estamos más alterados o irascibles, ¿verdad? Pues al pobre animalito que te hace compañía le pasa de la misma forma.

Las conejas en celo, como otras especies, pueden llegar a tener un comportamiento que altere los nervios de quienes las cuidamos. Debemos mantener la calma. No reñirla. Comprender su situación y esperar a que, poco a poco, la normalidad vuelva a ser la protagonista.

Written By
More from Margot
Los animales también sufren
Presentan reacciones ante el dolor y el sufrimiento.
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *