Elegir cepillo para nuestro perro

Existen muchos modelos dependiendo del tipo de pelo.

Cepillar periódicamente a nuestro perro es fundamental para sus cuidados, ya que limpia su pelaje y nos permite observar si presenta pulgas, garrapatas, etc. El cepillado, además, contribuye a mostrar un mejor aspecto de nuestra mascota, y se trata de un momento agradable para el animal.

Existen diferentes tipos de cepillos para realizar esta tarea a nuestra mascota. Así, podemos encontrar un cepillo alisador, con una capa de alambres finos que suelen estar curvados. Este tipo de cepillo es muy apropiado para desenredar el pelo de nuestro perro y eliminar los pelos sueltos. Se aconseja para perros con pelo largo y semilargo.

Además, también está el cepillo de cerdas, que suele estar hecho con cerdas de animales, vegetales o sintéticas. Existen con forma de cepillo o también integrados en un guante, podemos usar el que nos resulte más cómodo. Se utilizan para cepillados regulares del animal, ayudan a eliminar polvo y suciedades. Perfectos para perros con pelo duro y corto. Los cepillos de cerdas también se pueden utilizar en la última fase del cepillado de los perros de pelo muy largo y dejarán sano y brillante el corto.

Los guantes son muy útiles para quitar el pelo muerto de perros con pelo corto y también el polvo, además, le dan mucho brillo.

Existen también cepillos de agujas, con una capa de dientes espaciados en forma de púas rectas. Sirven para desenredar y son muy apropiados para perros con pelo muy largo.

El tipo de púa también influye, si son cortas y están juntas son útiles para animales con pelo muy corto (además de perros, para gatos o conejos); si son largas y juntas son especiales para pelo largo y razas tipo labrador, golden, whesties, scottish… Si están separadas nos sirven para pelo largo y muy abundante (afgano, pastor belga, yorkshire…) y si están separadas y además son largas son perfectas para pelo muy largo y con espesas capas (chow-chow, vollie…).

Existen los denominados cortanudos, que desenredan el pelo largo en perros con pelaje duro y que no se cepillan con frecuencia, o las cardas, apropiadas para cepillar el pelo cuando ya se ha desenredado, además de para dar volumen y desenredar pequeñas áreas como el hocico u orejas.

Como recomendación general, a la hora de realizar el cepillado, es aconsejable separar el pelo por capas y peinar desde la más profunda a la más superficial, algo que facilita el crecimiento de pelo nuevo.

Written By
More from Margot
Gatos obesos ¿Cómo lo evito?
Dietas, miradas de soslayo al espejo, basculas que tienen que estar rotas,...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *